Busconómico

Bancos Mexicanos

Aquí podrás consultar información actualizada y opiniones de todos los productos que ofrecen los bancos y entidades financieras en México, en un único lugar, sin tener que perder el tiempo visitando las webs de los distintos bancos o acudiendo a sus sucursales. Podrás encontrar cuentas corrientes, tarjetas de crédito y débito, préstamos en línea, créditos hipotecarios y personales y mucho más.



Comparativa de bancos de México

En esta página mostramos el listado de todos los bancos que operan en los límites de la república de México. En cada banco ofrecemos información general del negocio y la historia de la entidad, además de amplia información de los productos que comercializan. En Busconómico damos prioridad a la banca comercial con sede en México, pero también existen bancos de Desarrollo y entidades extranjeras que operan en el territorio Mexicano. Para ampliar información de algún banco debe pinchar sobre el logotipo.

En México la banca tiene 3 funciones fundamentales, y sus productos giran en torno a ellas . Las principales funciones son administrar el ahorro, otorgar créditos y administrar sistemas de pago. Los bancos comerciales mexicanos son los que se encargan de ofrecer productos para cumplir esas funciones. Es de gran importancia su misión de signar los recursos de los ahorradores entre los demandantes de crédito y al mismo tiempo ofrecer medios de pago al alcance de los clientes.

Los bancos que operan en México se agrupan bajo la ABM (Asociación de Bancos de México), fundada en 1928.

Principales productos que ofrecen los bancos

Aunque las entidades financieras pueden disponer de un amplio catálogo de productos que ofrecer, la gran mayoría suele ofrecer siempre cierto tipos básicos:

Cuentas corrientes

Son el producto básico alrededor del que giran el resto. Se trata de un servicio que te permite depósitar dinero en el banco y retirarlo cuando quieras, bajo tu titularlidad. Para operar con ellas es posible hacerlo a través de la ventanilla de una sucursal de la entidad, a través de teléfono o bien utilizando Internet con tu computador personal o tu celular.

A ella se vinculan otros productos, como tarjetas de crédito, hipotecas y créditos, que realizarán cargos al saldo de la cuenta cuando realices compras o cuando toque pagar la mensualidad, en el caso de los préstamos. También es posible domiciliar recibos de suministros, así como tu nómina, para que sea abonada de forma automática todos los meses.

A través de nuestro comparador de cuentas bancarias podrás consultar información de todas las que ofrecen los bancos, con y sin chequera.

Tarjetas bancarias

Las tarjetas de crédito y débito son un producto básico para el día a día. Nos permiten comprar en cualquier establecimiento sin necesidad de llevar dinero en efectivo encima. Además, con ellas es posible retirar dinero en cualquier cajero automático.

La principal diferencia entre las de débito y las de crédito es que las primeras cargan de inmediato las compras y retiros en el saldo de la cuenta corriente asociada, mientras que las de crédito lo hacen de forma aplazada, a principios del mes siguiente o en varias mensualidades, a cambio de cobrarnos una tasa de interés, como si de un crédito se tratara.

Para comparar todas las tarjetas bancarias puedes acudir al comparador de tarjetas de Busconómico.

Créditos personales

Mediante los préstamos personales es posible conseguir dinero para cualquier propósito. Con este servicio recibirás cierta cantidad de dinero y dispondrás de un plazo de tiempo determinado para devolverlo en cuotas mensuales. A cambio, será necesario pagar un suplemento en cada cuota en forma de interés, que será el honorario del banco por el servicio.

En nuestra web podrás encontrar un completo comparador de créditos para que elijas el que más se adapte a tus necesidades.

Hipotecas

Cuando la cantidad de dinero que necesitamos supera los límites de los préstamos personales, es momento de acudir a las hipotecas. Lo más habitual es contratarlas para la compra de una vivienda, pero también pueden utilizarse para otros gastos. La condición indispensable para contratar un crédito hipotecario es que tiene que haber un inmueble o un terreno que sirva como garantía, el cual, en caso de impago, pasará a ser propiedad del banco.

Si quieres comparar las hipotecas que ofrecen las entidades financieras en México, puedes recurrir nuestro comparador de créditos hipotecarios