Busconómico

Cuentas bancarias para empresas de Scotiabank

Para cualquier negocio es indispensable contar con una cuenta corriente en la que llevar la tesorería y con la que poder realizar pagos y recibir cobros con facilidad y fluidez. Por ello, Scotiabank ofrece una serie de cuentas corrientes tanto para pequeñas y medianas empresas como para grandes compañías nacionales y multinacionales.

En este listado podrás consultar fácilmente las diversas opciones que ofrece el banco, con información actualizada, e incluso leer opiniones de otros clientes que ya las hayan utilizado:

 

Tipo:
v
Sin comisiones:
Filtrar

Comparar cuentas de empresas

Cuenta Única PyMEs
Cuenta Única PyMEs
Cuenta con chequera y sin comisiones para profesionistas independientes y pequeñas y medianas empresas.
Cuenta Única Empresarial
Cuenta Única Empresarial
Cuenta corriente para empresas con o sin chequera para llevar la tesorería de tu negocio, con un depósito mínimo de $10,000 pesos.
Cuenta Única en Dólares
Cuenta Única en Dólares

Cuenta corriente para empresas en dólares americanos y que remunera el saldo a partir de $1,000 USD.


Hoy en día, todas las empresas y profesionistas independientes que trabajan legalmente necesitan disponer de una cuenta bancaria, ya que cada vez se utilizan más los pagos electrónicos, tanto mediante tarjetas de débito y crédito, como utilizando transferencias bancarias que se mueven a través de Internet.

Una cuenta corriente para empresas, como las que ofrece la entidad financiera Scotiabank, permite a la empresa poder realizar los pagos y cobros que su negocio necesite de forma ágil, inmediata y desde cualquier lugar, sin tener que estar presencialmente frente a la persona que va a recibir el dinero.

Las cuentas para Profesionistas Independientes, Personas Físicas con Actividad Empresarial y Personas Morales, además de agilizar los movimientos de caja y la tesorería, permiten disponer de muchos otros productos indispensables para la actividad del negocio, como chequeras, tarjetas de crédito, créditos bancarios, productos de inversión, TPVs y servicios como los pagos de nóminas.

Para la contratación de estas cuentas para empresas, será necesario acudir a alguna sucursal de Scotiabank y contactar con algún ejecutivo que se encargará de ofrecer una solución personalizada para el negocio, así como de tramitar toda la solicitud y la documentación que sea necesaria entregar.

Una vez contratada la cuenta con el banco, podrás tener acceso a la banca telefónica y la banca en línea, a través de la que podrás realizar prácticamente cualquier operación desde donde te encuentres ya cualquier hora, sin necesidad de desplazarte a una oficina de Scotiabank en horario de atención al público.