Busconómico

Cómo pagar menos intereses en tus tarjetas de crédito

Entre los diferentes manejos inapropiados de nuestras finanzas personales, las tarjetas de crédito (TDC) están en el top 3 de las principales causas de endeudamiento. Esto no resulta difícil de creer, ya que la mayoría de las personas no están acostumbradas a organizar un presupuesto ni mucho menos aplicar un plan para pagarlas.

Tratando de ser más justos, este comportamiento no es exclusivo de los mexicanos o los latinos, también ocurre en países más desarrollados. El problema principal es no tener consciencia plena de cómo funcionan las cuotas, las comisiones y los intereses. Por eso queremos mostrarte algunas estrategias para acabar con este mal.

Tarjeta de Crédito Clásica Citibanamex
Tarjeta de Crédito Clásica Citibanamex
  • TAE: 72.70%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta Azul Bancomer
Tarjeta Azul Bancomer
  • TAE: 105%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta Black Unlimited Mastercard
Tarjeta Black Unlimited Mastercard
  • TAE: 78.50%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta de crédito Tasa Baja
Tarjeta de crédito Tasa Baja
  • TAE: 44.20%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: $ 7,500
Tarjeta de crédito básica HSBC
Tarjeta de crédito básica HSBC
  • TAE: 59.10%
  • Cuota anual: Consultar
  • Límite de crédito: Consultar

Una decisión crítica: la elección del producto

En retrospectiva, es muy sencillo tener que afrontar una mala decisión si escogiste un plástico que cobre intereses superiores al 30%. Encontrar uno de estos productos que esté por debajo del 25% es ya de por sí una hazaña. Afortunadamente, siempre existe la posibilidad de conseguir una tarjeta con una tasa menor y beneficios parecidos a la que manejas ahora.

Sabemos que el afán por tener un historial crediticio desde joven, confiar en las promociones de tu banco o la falta de criterio, pueden llevarte a esta situación. Si estás haciendo los trámites para obtener este instrumento de financiamiento, considera bien tus opciones para que luego no te arrepientas de tu elección. Te recomendamos que te informes bien utilizando el comparador de tarjetas de Busconómico, donde encontrarás todas las tarjetas de crédito que se comercializan con sus datos actualizados y con opiniones de otros clientes.

Supongamos que puedes escoger entre una tarjeta de crédito con 29% y otra con 31% con más beneficios. Aunque la diferencia parezca mínima, la tasa puede implicar menos cuotas que pagar. De hecho, con la primera opción pagarías un monto de 10,000 pesos en 5 cuotas de 2,130 y no 6 cuotas de 1,900, así ahorrarías unos 1,500 pesos al final.

Manejo adecuado para pagar menos intereses

Tarjetas de créditoLa dinámica de las tarjetas de crédito depende de la fecha de corte y de pago, de acuerdo a las disposiciones del banco emisor. Desde que se genera el pago mínimo, cuentas con 20 días naturales para cancelar la deuda pendiente. Si bien la facturación cumple los 30 días, conociendo mejor las fechas puedes alargar la posibilidad de hacer otras compras sin cargo.

Ahora bien, las estrategias principales para pagar menos intereses en tus tarjetas de crédito empiezan por estos consejos:

No caigas en la trampa del pago mínimo

Sin importar si se te va agotar el tiempo o no cuentas con suficiente liquidez, pagar el mínimo te condena a más intereses acumulados. Este cobro, que puede ser de un 3 a 5% de la deuda, sirve para mantener el plástico vigente. Acostumbrarse a esta práctica solo significa que vas a pagar más por lo que compras y tardas más tiempo en saldar.

Esto sucede porque el interés de la TDC se calcula en base al saldo promedio diario. Además, cualquier compra que realices antes de pagar o después, genera una tasa compuesta con cada transacción. Si llevas tu disponibilidad de saldo al tope y abonas una cantidad mínima, en un momento dado solo estarás pagando intereses.

Abona a la tarjeta de crédito lo más que puedas

Derivado de lo anterior, las mejores alternativas para pagar cualquier plástico incluyen un monto superior al 50% del saldo o abono total. Si no tomamos en cuenta los adeudos correspondientes a retiro de efectivo por cajero, meses sin intereses y planes de pagos fijos, es la forma más inteligente de gestionar el crédito.

Cuando haces un abono completo dentro del tiempo establecido para ello, no estás generando intereses por la compra. En cuanto al pago parcial, te da la posibilidad de reducir de forma razonable la deuda y no acumular tantos intereses. Por eso al considerar obtener una tarjeta de crédito, debes evaluar bien tu liquidez.

Intenta pagar antes de tiempo

Al igual que con otros servicios, dejar el pago de la tarjeta de crédito para último momento no es lo más recomendable. Además de correr el riesgo de atrasarte por alguna circunstancia, esto produce más intereses acumulados. Y en el supuesto caso de que abones a destiempo, estarías enfrentando un cargo adicional por mora.

Dentro de esta estrategia, debe prevalecer el adelanto de cualquier suma una vez que dispongas del dinero. Una de nuestras recomendaciones para el buen manejo de plásticos es no usarlo con tanta frecuencia ni para cosas habituales. La idea detrás de este comportamiento es que cumplas tu responsabilidad para mantener un historial intachable.  

Diversifica tus instrumentos de crédito

Habrá ocasiones en que tu administración no sea la más adecuada y te encuentres ante una deuda importante. Aun así, tal vez requieras hacer algunas compras con la tarjeta de crédito. Esto puede hacerse con un plástico adicional que tenga un monto menor y que a fin de mes puedas pagar en su totalidad.

Esta solución tiene como finalidad que sigas pagando el adeudo mayor hasta un monto razonable y conservar las ventajas del crédito sin pagar intereses. Un consejo adicional en este sentido consiste en transferir el endeudamiento más grande a otras TDC con tasas de intereses más bajas, de tal forma que puedas regularizar tus pagos.

Utiliza todos los recursos disponibles

Aunque muchos expertos recomiendan tener una tarjeta para gastos y otra para emergencias, es posible manejar múltiples plásticos. Para ello cuentas con herramientas como la banca online para automatizar los pagos, apps en tu celular para administrar mejor tus gastos y la información que ponemos a tu disposición.

Tenemos que seguir insistiendo en que el manejo inteligente del dinero en cualquiera de sus formas, requiere planeación con intención. De poco o nada te servirá contar con 10 ó 15 plásticos si al final te vas a quedar en la calle. Nada te cuesta aprovechar la tecnología más avanzada, aprender un poco más sobre finanzas personales y actuar en base a hechos concretos en vez de apreciaciones emocionales.

En Busconómico queremos ayudarte a que encuentres los mejores instrumentos de financiación del mercado. Aquí no sólo puedes comparar las tarjetas de crédito, sino también préstamos express, créditos hipotecarios y diferentes tipos de préstamos personales. Esta valiosa información la puedes consultar cuando quieras, desde la comodidad de tu hogar y mediante tu dispositivo móvil preferido.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: