Busconómico

Cómo empezar a generar historial crediticio

Parte importante de nuestras aspiraciones materiales pasa por contar con diferentes métodos de financiamiento para cumplir las metas que nos planteamos. En un contexto de crecimiento patrimonial, el historial crediticio juega un papel muy importante para obtener acceso a bienes como viviendas, autos y otras compras mayores.

Pero, ¿qué sucede cuando nunca has solicitado un préstamo, eres un joven profesional sin experiencia laboral o simplemente lo necesitas? Si bien las razones erradas para no estar en el Buró de Crédito abundan, queremos explorar las posibilidades que te permitirán figurar en este registro tan importante para tus finanzas personales.

La curiosa paradoja del historial crediticio

Historial de créditoEs muy factible que la situación que comentaremos también suceda en otras realidades diferentes a la mexicana. Lo cierto es que mucha gente que no ha tenido acceso a crédito, solicitado una tarjeta o pedido un préstamo, son excluidas de este servicio. La razón: no les otorgan este beneficio por no tener historial crediticio.

Por contradictorio que parezca, podemos compararlo con quienes buscan trabajo por primera vez y les exigen experiencia laboral. Son decisiones arbitrarias que afectan a personas responsables, con ingresos estables y sin deudas. Esta especie de exclusión resulta bastante común en personas mayores de 25 años.

De hecho, mucha gente ha construido su patrimonio pagando en efectivo sin tener que recurrir a un préstamo personal o una línea de crédito. Si tú o algún conocido estáis en dicha situación, es posible que te nieguen la posibilidad de adquirir una casa o un auto con estas facilidades por el simple hecho de no contar con un historial de crédito.

Curiosamente, la banca tradicional utiliza este argumento para descartar a buenos pagadores, mientras captan a jóvenes o deudores. No es raro que los recién egresados reciban diversas ofertas para obtener su primera tarjeta de crédito. Tampoco es inusual conocer a malos pagadores que consiguen toda clase de ofertas de esta naturaleza.

Por dónde empezar para generar un historial crediticio

Si eres víctima de la paradoja, quieres avanzar con tu vida hacia un mejor estatus social y necesitas esta clase de financiamiento, no hay que desesperar. Aunque tu primera aspiración debería ser conseguir una tarjeta de crédito básica, tal vez ni tu propio banco te la conceda por no contar con historial crediticio.

Una forma sencilla de romper el ciclo vicioso consiste en tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

Busca una tarjeta departamental

En esta era de competencia feroz, las tiendas, negocios o e-commerces son muy dados a captar clientes nuevos. Por esta razón no están muy preocupados por el historial crediticio. Puedes optar por un plástico de una tienda donde compras habitualmente, que no tenga mucho crédito y que sirva para tus propósitos.

Tarjeta de crédito Linio
Tarjeta de crédito Linio
  • TAE: 52%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta La Comer
Tarjeta La Comer
  • TAE: 66.80%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Súper tarjeta de crédito Walmart
Súper tarjeta de crédito Walmart
  • TAE: 119.70%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar

Como expertos en préstamos, te aconsejamos revisar con detalle la letra pequeña de las condiciones del contrato. Además, analiza bien el tipo de interés (fijo o variable), si exige anualidad y los beneficios. Pagando de forma responsable, solo necesitas 6 meses para luego pasar a una tarjeta de crédito básica en cualquier entidad financiera.

Contrata servicios postpago

Otra forma de inaugurar el historial crediticio es por medio de servicios que puedan ser imprescindibles para tu estilo de vida. Existen planes para smartphones que reportan al Buró de Crédito y que sirven para este propósito. También es posible apelar a un servicio de cable que te interese con la opción de postpago.

En cualquiera de los casos, el tiempo prudencial para adquirir una reputación de buen pagador es de al menos 6 meses. Te recordamos que, si dejas de cancelar con puntualidad, esto incide de forma negativa sobre tu reporte. Y lo que menos quieres es tener puntos negativos que te impidan acceder a financiamientos mayores.

Solicita un préstamo bancario

Si tienes una cuenta bancaria que has manejado por un tiempo ya y tu banco no te ha ofrecido una tarjeta de crédito, puedes intentarlo con un crédito personal. Muchos que administramos ingresos con una o varias entidades financieras, alguna vez fuimos víctimas del rechazo a la posibilidad de financiamiento a pesar de nuestro perfil como clientes.

Crédito Personal
Crédito Personal
  • TAE: 101.50%
  • Plazo mínimo: 3 meses
  • Plazo máximo: 25 meses

  • Interés: 52.50%
  • Importe mínimo: 2,000 €
  • Importe máximo: 70,000 €
Crédito Personal Select Efectivo
Crédito Personal Select Efectivo
  • TAE: 29.50%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 60 meses

  • Interés: 23.60%
  • Importe mínimo: Consultar
  • Importe máximo: 1,000,000 €
Préstamo Personal
Préstamo Personal
  • TAE: 29.90%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 60 meses

  • Interés: Consultar
  • Importe mínimo: Consultar
  • Importe máximo: 500,000 €

Obviando las tragedias personales recurrentes, intentar comenzar un historial de crédito con tu institución de confianza es un paso natural. Las razones son varias, sobre todo porque ellos conocen en teoría tus operaciones, grado de fidelidad, aumentos de sueldos con los años y saldo mínimo promedio de otros bancos que no usas con regularidad.

Busca alternativas financieras modernas

Supongamos que la banca tradicional está llena de obstáculos y te excluyen por no contar con un historial crediticio. En este punto, puedes acudir a las fintechs, prestamistas online o empresas financieras no convencionales. Por supuesto, no se trata de elegir la primera opción que aparezca en Google o que viste en el diario.

  • Credicompadre
  • Importe del préstamo: entre $ 500 y $ 6,000
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Creditozen
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: 61 días
  • Crédito Victoria
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 1 y 61 días
  • Kreditiweb
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 150,000
  • Plazo: entre 7 días y 84 meses
  • Crezu
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 3 meses y 1 año

Debe tratarse de una alternativa con buena reputación, supervisada por la Condusef y que alguien que conozcas haya usado y comprobado su eficacia. Hoy en día puedes encontrar préstamos urgentes por montos pequeños, microcréditos, préstamos personales y diversas opciones que te sirven para tener esa primera entrada en el Buró de Crédito que tanto anhelas.

Aprovecha la cartera digital Weex

Por ahora te recomendamos esta variante, pero existen muchas otras alternativas. Esta billetera en línea cuenta con un sistema progresivo para que puedas disponer de tu primer crédito. Empiezas con un plan prepago, luego avanzas con las opciones de la app y al final puedes conseguir ese pequeño préstamo para iniciar tu expediente.

Contrata un crédito en una plataforma P2P

El avance de la tecnología está cambiando dramáticamente la concepción de lo que representa un banco. Las plataformas de crowdfunding y peer-to-peer están a la orden del día para pedir prestado a una comunidad solidaria. Por extraño que pueda parecernos este método, no pierdes nada con intentar y ver las posibilidades que ofrece.

Esperamos que estas sugerencias te ayuden a escapar el extraño fenómeno ligado a la obtención de ese primer crédito. Como analistas y expertos en finanzas personales, queremos creer que, en esta era digital, comenzar un historial de crédito debería ser igual a abrir una cuenta bancaria o tener un celular. No debería haber impedimento para algo tan básico.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: