Busconómico

Diferencias entre tarjetas de crédito y tarjetas de débito

Una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito nos sirven para hacer compras sin cargar efectivo, comprar en las tiendas o adquirir productos por Internet, sin embargo a pesar de que a primera vista son muy parecidas son dos herramientas diferentes.

Características de las tarjetas de débito

Tarjetas de débito y créditoUna tarjeta de débito nos sirve para retirar dinero en los cajeros automáticos, realizar pagos en centros comerciales y por internet. Es una tarjeta conectada directamente a nuestra cuenta corriente y cada vez que la usamos se produce un cargo inmediato a esta cuenta. Debido a esto, para retirar efectivo o hacer un pago debemos disponer de fondos suficientes, en caso contrario la operación será denegada.

Lo más habitual es que sean tarjetas gratuitas, aunque en ocasiones es necesario pagar una anualidad por disponer de ella. Retirar dinero en efectivo en cajeros del propio banco es gratis, mientras que en los cajeros de otros bancos depende de la entidad, pero es habitual tener que pagar una comisión.

Características de las tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito nos sirve para hacer compras sin desembolsar nuestro dinero en el momento y nos da la opción de pagarlo en diferentes plazos a la entidad financiera, a modo de préstamo. Las tarjetas de crédito tienen su propio saldo aparte del de la cuenta bancaria, tienen establecido un límite propio y podemos realizar pagos o retirar dinero hasta el límite estipulado sin necesidad de tener fondos en ninguna cuenta.

Sin embargo, estas facilidades tienen un precio, por ejemplo para poder conseguir una tarjeta de crédito necesitamos tener una pensión, nómina o una forma de comprobar ingresos que garanticen que podremos estar al corriente con los pagos. Además, estamos obligados a devolver el dinero financiado y pagar intereses en caso de no devolverlo durante el periodo sin intereses, el cual si sabemos aprovechar nuestra tarjeta de crédito se convertirá en una muy buena herramienta financiera.

Tarjeta de Crédito HSBC Zero
Tarjeta de Crédito HSBC Zero
  • TAE: 92.80%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta Básica Bancomer
Tarjeta Básica Bancomer
  • Cuota anual: $ 0
  • Dinero a débito gratis en: Todos los cajeros BBVA Bancomer en México y BBVA Compass en EEUU
Tarjeta ABCredit Básica
Tarjeta ABCredit Básica
  • TAE: 34.50%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta Azul Bancomer
Tarjeta Azul Bancomer
  • TAE: 105%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar
Tarjeta de Crédito Banorte Clásica
Tarjeta de Crédito Banorte Clásica
  • TAE: 64.50%
  • Cuota anual: $ 0
  • Límite de crédito: Consultar

Para extraer dinero en cajeros, la tarjeta de débito

Ahora imaginemos que estamos frente a un cajero automático con una tarjeta de crédito y una de débito, al momento de usar nuestra tarjeta de débito pagaremos poco o nada para disponer de nuestro efectivo, sin embargo al momento de usar nuestra tarjeta de crédito puede ser algo muy costoso, debido a que por extraer dinero con una tarjeta de crédito se cobran intereses, los cuales pueden ser muy elevados. Por lo tanto, debemos evitar hacer retiros en efectivo de cajeros automáticos con nuestra tarjeta de crédito, lo ideal es que si necesitamos efectivo usemos la tarjeta de débito.

Qué tarjeta es más segura

En este caso gana la tarjeta de crédito pues tiene más protección contra el fraude y como usuarios de esta tarjeta estamos protegidos por un seguro el cual, en el caso de que compremos algo defectuoso tendremos la posibilidad de recuperar el dinero gastado, algo que la tarjeta de débito no cubre. Además, las tarjetas de crédito ofrecen otros seguros, como pólizas de accidentes en viajes o de protección de equipajes, así como servicios de asistencia en viajes, acceso a salas VIP en aeropuertos y otras ventajas que dependerán también del banco y del tipo de tarjeta que contratemos.

Las dos tarjetas son compatibles

Se trata de dos productos diferentes que pueden complementarse perfectamente en el día a día, sabiendo administrarnos y siendo conscientes de cuál conviene utilizar en cada momento. Con una tarjeta de débito utilizamos nuestros propios fondos disponibles en la cuenta bancaria, mientras que en el caso de una tarjeta de crédito utilizamos fondos prestados, que tendremos que devolver en el futuro.

La tarjeta de crédito bien administrada puede resultar muy útil, sobre todo aprovechando el periodo sin intereses. En el caso de que no podamos controlarnos y realicemos compras impulsivas, la mejor opción es no disponer de una tarjeta de este tipo.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: