Busconómico

Qué comisiones pueden tener los créditos hipotecarios

Desde su concepción, los créditos hipotecarios se han convertido en un recurso muy valioso para quienes buscan construir un futuro. Si bien no todos pueden aspirar a tener un hogar propio, estos préstamos personales te dan esa oportunidad. Ahora, más que nunca, son considerados como una excelente inversión con un porcentaje bajo, accesibles y con plazos manejables para pagar.

Sin embargo, primeramente, debes considerar si de manera individual o con tu pareja, cuentas con los ingresos necesarios para cumplir este compromiso. Como tantos otros financiamientos significativos, necesitas conocer bien sus aspectos más básicos.

Para ayudarte a entender mejor cómo funcionan, revisemos las comisiones asociadas con los créditos hipotecarios.

Hipoteca Bancomer Fija
Hipoteca Bancomer Fija
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Perfiles
Hipoteca Perfiles
  • Interés: 9.65%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Santander
Hipoteca Santander
  • Interés: 9.59%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca CrediResidencial
Hipoteca CrediResidencial
  • Interés: 10.50%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Fuerte
Hipoteca Fuerte
  • Interés: Desde 9.85%
  • Plazo máximo: 20 años

La naturaleza de los gastos hipotecarios

Una vez que tengas claro en tu mente que posees la capacidad económica para embarcarte en esta aventura, existen otras consideraciones. Por lo general, los gastos iniciales de adquisición de un inmueble rondan el 10% del total. Esto significa que, si vas a invertir 1 millón de pesos, tendrás que desembolsar unos 100 mil más.

Hay que asumir que las comisiones de los créditos hipotecarios están sujetas a la ley y a las políticas de cada entidad financiera. Si el banco o la financiera te prestan un servicio al cual has accedido de forma voluntaria, estas instituciones tienen el derecho de cobrar las cantidades que determinen como apropiadas para ello.

También es fundamental saber que algunos de estos pagos están limitados por la normativa correspondiente. En otros casos, el monto puede cambiar según el año en que firmas el contrato o en función de la tasa de interés impuesta, que puede ser fija o variable para el tipo de hipoteca que más te convenga.

Principales comisiones de los créditos hipotecarios

Comisiones de los créditos hipotecariosEs normal creer que mucha gente con ingresos suficientes perciben estos préstamos como un papeleo interminable. Mientras esto tiene algo de cierto, la recompensa está justificada. De ahí la importancia de conocer bien el proceso, los trámites, los costos involucrados y las mejores opciones al elegir.

En cuanto a las comisiones hipotecarias, las principales con las que puedes encontrarte son las siguientes:

Cobro por investigación

Es posible que la entidad financiera tenga contemplado o no este cobro, el cual aplica para hipotecas fijas o variables. Consiste en pagar por los trámites que se llevan a cabo para averiguar si eres un cliente solvente. Suele ser un porcentaje sobre la cantidad total del préstamo.

De acuerdo a la ley, si la entidad financiera no te otorga el crédito, no tiene derecho a cobrar este servicio. Habitualmente, no tiene ninguna limitación normativa, por lo que puede ser la cantidad que el banco determine. Si corres con suerte, seguramente encontrarás un financiamiento que no incluya este pago.

Comisión de apertura

Este cobro está relacionado con la formalización del crédito y la disposición de los fondos que has solicitado. Mientras que hay entidades que no lo aplican, suele ser un porcentaje de hasta el 3% del monto final. Una vez establecidas las condiciones y firmado el contrato, se procede a cancelar este pago.

La comisión de apertura se cobra a los créditos hipotecarios de tasas variables y fijas según las disposiciones del banco. Éstas últimas son más frecuentes y tienen un costo mayor que las otras. Puede haber situaciones en que el tipo de hipoteca que solicites incluya en este renglón el cobro de investigación.


Comisión por modificación de condiciones

También conocido como cambio de garantías o novación, se trata de una compensación por hacer cualquier ajuste a las cláusulas del acuerdo hipotecario. Las entidades financieras están autorizadas para cobrar los cambios de contenido y/o una nueva solicitud para evaluar las condiciones de riesgo que tienes como cliente.

Esto también sucede cuando quieres incorporar a un nuevo deudor en la compra de un inmueble a través de un tercero. Cuando se refiere a una ampliación del plazo del crédito hipotecario, esta posee una tasa de interés variable. Dicha comisión no puede sobrepasar el 0,1% del capital pendiente por pagar.

Cobro por amortización parcial o total anticipada

Ante las perspectivas de un prepago, los bancos o financieras pueden recurrir a este gasto para salvaguardar los intereses que dejarán de percibir. También está relacionado con una serie de trámites que deben llevarse a cabo para el finiquito. Tanto para hipotecas variables como fijas, el porcentaje oscila entre 0,25 y 0,5% de lo abonado, aunque existen muchos bancos que no la aplican.

Otros gastos hipotecarios

Además de las comisiones a tener cuenta para los créditos hipotecarios, aún hay otras cosas que necesitas anotar en tu presupuesto. De manera resumida, son:

  • Avalúo. Antes de llegar a las condiciones más convenientes, es necesario estimar el precio real de la vivienda que quieres. Esto tiene un costo promedio de 3 pesos por cada mil pesos del precio.
  • Enganche. A menos que utilices una opción combinada con el Infonavit, la mayoría de estos préstamos no cubren el monto total del inmueble. El enganche puede representar de un 20% a un 25% según el financiamiento que recibas.
  • Gasto notariales. Toda vivienda nueva o usada pasa por el proceso de escrituración si hay una compraventa. Esto requiere la comprobación de deudas pendientes antes de ser considerada un gravamen (hipoteca) y el pago del ISAI (Impuesto sobre Adquisición de Inmuebles).
  • Seguros. Para garantizar tu inversión, hará falta protegerla de posibles daños o incidentes. Las entidades que te otorgan créditos hipotecarios también incluyen seguro de vida, contra daños e incluso en caso de desempleo.

Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: