Busconómico

Qué son las Sofipos, las Sofoles y las Sofomes

El universo que nos rodea no consiste únicamente en lo que vemos, escuchamos o los que nos comentan. En la realidad de las finanzas personales, hay muchas cosas por descubrir, en especial en materia de instituciones financieras. ¿Has escuchado alguna vez sobre las Sofipos, Sofoles y Sofomes?

Lo cierto del caso es que estamos tan acostumbrados a la banca tradicional, que pocas veces consideramos soluciones alternativas. Si miramos más allá de nuestras opciones básicas, descubriremos muchas entidades u organizaciones que pueden beneficiarnos. Para eso estamos aquí, para ayudarte a elegir la mejor.

Qué son las Sofoles

Sofipos, Sofoles y Sofomes

Empezamos por las Sociedades Financieras de Objeto Limitado porque se han ido transformando con el tiempo. Se trata de entidades que tienen la capacidad de otorgar créditos a un segmento específico del mercado. Esto se debe a que están reguladas por entes públicos como el Banxico, la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) y la SHCP.

El objetivo básico de una Sofol consiste en facilitar otro tipo de financiamiento a personas y pequeñas y medianas empresas. Por eso están especializadas en categorías como: agroindustria, automotriz, préstamos particulares o para empresas, hipotecas, proyectos públicos y transporte.

El auge de estas entidades financieras en México duró desde 1999 hasta 2004, ya que la banca tradicional luchó por disminuir su influencia. Esta presión dio sus frutos y estas sociedades fueron transformadas en Sofomes, que veremos más adelante.

En la actualidad, requieren autorización del gobierno federal, no son supervisadas por la CNBV y reformaron sus estatutos relacionados con la SHCP. A diferencia de los bancos tradicionales o modernos, estas instituciones no tienen la posibilidad de captar recursos a través de cuentas o depósitos.

De hecho, su fuente de ingresos proviene de los socios que la conforman, los cuales aportan capital en forma de emisiones de deuda y fondos gubernamentales.

Qué son las Sofomes

Conocidas como Sociedades Financieras de Objeto Múltiple, funcionan de manera similar a las Sofoles. Esto quiere decir que obtienen sus recursos por medio de emisiones públicas de deuda y otras entidades con fondos. A diferencia de las anteriores, están reguladas por la CNBV y poseen las abreviaturas distintivas de ER (Entidad Regulada) o no ENR (Entidad No Regulada).  

Debido a su naturaleza legal, pueden llevar a cabo más de una actividad financiera para satisfacer las necesidades del público. Las principales están relacionadas con el arrendamiento, financiamiento y factoraje. Estas cualidades les han permitido convertirse en una opción viable para pymes y personas que no están siendo atendidas por la banca tradicional.

Estas sociedades son catalogadas como instituciones no bancarias, por lo que no pueden ofrecer cuentas u otros productos para conseguir ingresos propios. Debido a sus ventajas fiscales y legales, varios sectores han sacado provecho de su sistema de operación, entre los que destacan: inmobiliario, microfinanzas y empresarial en general.

Las Sofomes que están reguladas por el gobierno federal deben cumplir con algunas obligaciones al momento de tratar con clientes nuevos, como:

  • Informar los montos de pago antes de firmar el contrato.
  • Revelar las comisiones, tarifas y la cantidad de abonos totales.
  • Explicar la aplicación de los intereses cobrados y la dinámica de la duración de las cuotas.

En la actualidad, en el mercado mexicano existen alrededor de 30 Sofomes a las que puedes acudir en vez de un banco. No obstante, su evolución, desarrollo y disponibilidad sigue creciendo gracias a la tecnología y la demanda de alternativas para obtener crédito. Ejemplo de ello son las fintechs, startups y otros emprendimientos que están proliferando bajo esta denominación, otorgando por ejemplo préstamos personales en línea.

Otra ventaja de estas sociedades es que exigen menos requisitos, poseen una mayor flexibilidad en sus condiciones y facilitan los trámites. Además, puedes acudir a entes como la CNBV, al Buró de Entidades Financieras o la Condusef para asegurarte de que tienen registro vigente y son confiables.  

Qué son las Sofipos

SofipoA diferencia de las anteriores, las Sociedades Financieras Populares están pensadas para atender a los sectores más vulnerables, como zonas rurales y periféricas. Tienen el propósito de facilitar el acceso al crédito y promover el ahorro para personas o emprendedores de bajos recursos que suelen ser excluidos del sistema bancario tradicional.

Estas entidades están conformadas por sociedades anónimas de capital variable y funcionan de acuerdo a la autorización de la CNBV según la LACP (Ley de Ahorro y Crédito Popular). Entre sus beneficios principales, podemos destacar:

  • Ofrecen asistencia técnica si necesitas elaborar proyectos de comercialización o planes de negocios.
  • Otorgan microcréditos en función de tus necesidades, el lugar donde estás y las condiciones del mercado.
  • Se encargan de distribuir recursos generados por programas fundamentales, fianzas y seguros.
  • Pueden llevar a cabo la compraventa de divisas en ventanilla a nombre de un titular o un tercero autorizado.

En términos de operaciones, la CNBV ha establecido 4 niveles principales de atención, que resumimos así:

  • Nivel I. Aquí se consideran activos por un monto igual o menor a 90,226,335 pesos (15 millones de Udis) e incluye préstamos y depósitos de ahorro, a plazo y a la vista que pueden ser retirables prestablecidos o con previo aviso.
  • Nivel II. Esta categoría está dedicada a operaciones de factoraje financiero por encima de 300,754,450 pesos (más de 15 millones hasta 50 millones de Udis).
  • Nivel III. En este renglón prevalecen los servicios de caja y tesorería para activos por el orden de 1,684,224,920 pesos (superiores a 50 millones y menos de 280 millones de Udis).
  • Nivel IV. Destinado a la expedición de tarjetas de crédito y otros productos en donde se maneja un capital superior a 280 millones de Udis.

Si necesitas el apoyo de una de estas instituciones, en México hay al menos unas 49 Sofipos para ayudarte con tus proyectos u objetivos.

Ahora que tienes una idea más clara de los que son las Sofipos, Sofoles y Sofomes, tienes más recursos para capitalizar tus iniciativas o mejorar tus finanzas personales. Mientras tanto, también cuentas con el comparador de Busconómico para aprender sobre los productos financieros más solicitados y mejor valuados por la gente.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: