Busconómico

¿Qué tipo de hipoteca elegir, de tasa fija o variable?

Cada vez que pensamos en contratar un crédito hipotecario, imploramos que su tramitación sea sencilla y accesible. Pero esto va depender en gran medida del producto bancario que escojas, la institución que te atienda y de la tasa fija o variable. Para iluminarte al respecto, te mostramos cada opción.

Tipos de hipotecas disponibles en México

Si eres de los afortunados que tiene acceso al financiamiento hipotecario, aún tienes mucho qué hacer para encontrar el trato ideal. Una manera de ir explorando el camino es conociendo las clases de hipotecas que ofrecen los bancos, las sofipos, sofomes y demás instituciones financieras.

Hipoteca Perfiles
Hipoteca Perfiles
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Santander
Hipoteca Santander
  • Interés: 9.79%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca CrediResidencial
Hipoteca CrediResidencial
  • Interés: 10.50%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Bancomer Fija
Hipoteca Bancomer Fija
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Fuerte
Hipoteca Fuerte
  • Interés: Desde 9.45%
  • Plazo máximo: 20 años

Así tenemos:

Crédito hipotecario con tasa fija

El más común de todos por ser la preferido de los mexicanos. Su esquema de pago consiste en que la tasa de interés nominal (TIN) se mantiene igual durante todo el préstamo. Salvo excepciones (ajuste inflacionario e incumplimiento del contrato), este porcentaje no suele cambiar.

El hecho de ser el más seguro para tus finanzas no significa que sea el más barato.

Hipoteca con interés variable

A diferencia del anterior, este crédito para vivienda se ajusta por la TIIE (Tasa de Interés Interbancaria). Es un indicador que se modifica diariamente, significando que puede subir o bajar de igual forma.

Esta variable la hace más imprevisible, lo cual dificulta la administración del presupuesto y las mensualidades.

Préstamo para hipoteca con tasa mixta

Mencionamos esta opción con fines educativos. Es una alternativa que combina los 2 modelos ya mencionados para amortizar el monto prestado. La institución bancaria te da una tasa fija los primeros años y luego pasa a una TIN variable. Por esta razón, no es un producto popular en México.

Razones para elegir una hipoteca fija

Tipos de hipotecas, fijas o variablesAl igual que con la mayoría de financiamientos importantes, la elección de la hipoteca ideal dependerá de tu manejo del dinero. Carece de sentido común asumir una responsabilidad de esta magnitud, por 10, 20 o 30 años si no estás organizado.

Así, las razones destacadas para optar por una tasa de interés fija serían:

  • Ayuda a tu planeación. Durante la elaboración del presupuesto para comprar una vivienda nueva o usada, necesitas saber con certeza qué pagarás. En esta planeación, las mensualidades son de gran importancia y te permiten calcular el costo final del préstamo. Cuando sabes el monto de la cuota, puedes ajustar los gastos fijos para apartar el dinero para cumplir con tu deuda.
  • El inmueble no pierde valor. Es posible que a lo largo del préstamo las mensualidades suban o bajen por determinadas circunstancias. Esto puede deberse a cambios en los seguros obligatorios o a los impuestos asociados con este bien. Lo importante es que tu casa o departamento no se deprecian y la TIN permanece igual.
  • Afecta menos tu estabilidad laboral. Otra ventaja de contar con una tasa de interés fija es que incide menos sobre tus ingresos. Si por alguna razón, tu sueldo disminuye, te enfermas o quedas desempleado, ya sabes lo que debes abonar cada mes. Siempre puedes ajustar tus finanzas personales mientras la situación es complicada o desfavorable.
  • Favorece un perfil de inversión conservador. Son pocos los que queremos arriesgar a pagar más por cosas que no podemos controlar. Las hipotecas de esta naturaleza cumplen con ese propósito porque no son afectadas por la inflación y otros indicadores de la economía nacional.

Motivos para escoger un crédito hipotecario variable

Las hipotecas con tasas variables tienen mensualidades fluctuantes y porcentajes más bajos, lo cual implica posibles ventajas y desventajas. Las motivaciones principales para elegir esta opción son:

  • Apuestas a la variación. Si bien la fluctuación diaria de la TIIE hace más difícil el cálculo de las cuotas, esto también puede ser favorable. Si las circunstancias económicas del país desmejoran, las tasas tienden a bajar, lo que incide directamente sobre las mensualidades. Claro, lo opuesto también es cierto y puedes terminar pagando más.
  • Es una inversión más arriesgada. Cuando tienes mayor estabilidad laboral y entiendes los ciclos del mercado inmobiliario, esta podría ser tu mejor opción. Si eres un buen inversionista que asume riesgos y está informado sobre la estabilidad financiera nacional, no te preocupan las variaciones. De ser así, esta alternativa está dentro de tu perfil.

Cualquiera sea tu elección, debes entender que siempre tienes la alternativa de refinanciar tu crédito hipotecario para conseguir condiciones más favorables.

En todo caso, lo más recomendable es contratar una hipoteca con el mejor interés posible, con el menor plazo y atendiendo a tus necesidades presupuestarias presentes y futuras.

Si aún no sabes por dónde empezar para elegir la hipoteca con tasa o fija o variable más adecuada, visita nuestro comparador de Busconómico donde podrás encontrar una gran variedad de productos bancarios para que elijas el más conveniente.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: