Busconómico

Para qué puedes utilizar un crédito hipotecario

Cuando hacemos referencia a un crédito hipotecario, es lógico pensar que se trata de un préstamo otorgado por una entidad financiera para comprar un inmueble. Mientras que esto es incuestionable, también lo es el hecho de que puede tener otros propósitos. Por este motivo, resulta práctico conocer con más detalle sus alcances.

La gran diferencia con respecto a otras formas de crédito, es que esta modalidad te exige avales como garantía en caso de incumplimiento. Así, en el supuesto de que no puedas pagarlo, la vivienda sirve como forma de pago. Dicho esto, revisemos qué otras posibilidades te ofrece una hipoteca para que sepas cómo aprovecharlas.

En qué puedes usar un crédito hipotecario

La definición común para el crédito hipotecario nos indica que es un préstamo a mediano o largo plazo que sirve para adquirir, ampliar o construir una vivienda. En este contexto, tienes la opción de comprar oficinas, locales comerciales, casas, departamentos, fincas y más que estén nuevas o seminuevas. Además, puede usarse para algún proyecto propio que quisieras materializar.

Hipoteca Bancomer Fija
Hipoteca Bancomer Fija
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Perfiles
Hipoteca Perfiles
  • Interés: 9.65%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Santander
Hipoteca Santander
  • Interés: 9.79%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca CrediResidencial
Hipoteca CrediResidencial
  • Interés: 10.50%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Fuerte
Hipoteca Fuerte
  • Interés: Desde 9.85%
  • Plazo máximo: 20 años

Las hipotecas pueden ser un producto financiero versátil para aumentar o mejorar tu patrimonio. En cuanto a sus aplicaciones prácticas, existen 4 categorías fundamentales para aprovechar el capital otorgado, que son:

Puedes conseguir mayor liquidez

Una de las formas habituales para obtener un préstamo en un momento dado es hipotecando una vivienda o inmueble que esté dentro de tu posesión. Debido al riesgo de perder tu propiedad, necesitas evaluar con detenimiento esta alternativa. Si crees que el proyecto que tienes en mente lo amerita, cuentas con este recurso.

Créditos hipotecariosAsimismo, el Infonavit te ofrece la posibilidad de pagar un crédito hipotecario de otra entidad financiera. Para ello, debes solicitarlo ante esta institución para proceder a la cancelación del otro compromiso. Lo primordial consiste en avisar al banco para que acceda a la liberación de la hipoteca pendiente.

Si obtienes el consentimiento, puedes proceder a firmar las escrituras para que el Infonavit pague el adeudo contraído. Esto puede ocurrir en un máximo de 5 días hábiles después del proceso de rúbrica y mediante una transferencia electrónica a tu cuenta de depósito bancario (CLABE).

Te permite reformar, ampliar o mejorar

El crédito hipotecario también contempla la posibilidad de hacerle remodelaciones a tu hogar si las consideras necesarias. Por lo general, este tipo de proyectos te permite obtener un financiamiento de hasta el 50% del valor de tu vivienda. El monto final que te puedan dar dependerá del avalúo oficial.

Las opciones para esta categoría son varias y por ahora bastará con mencionar algunas. Así dispones de ampliación o reparación afectando la estructura con garantía hipotecaria, mejora de la vivienda sin modificación estructural y con garantía, arreglo del inmueble sin garantía ni afectación de la construcción.

Si quieres darle un retoque para aumentar el valor de tu patrimonio, puedes hacerlo a través del programa Mejoravit. Esta alternativa contempla acciones como impermeabilizado, pintado, cambio de muebles o baño, adecuaciones para discapacitados y otra serie de mejoras o reparaciones que inciden sobre tu calidad de vida.

Construir una vivienda

Ante la dificultad de conseguir una vivienda propia que satisfaga las expectativas, muchas familias o parejas optan por comprar un terreno. Esto les da la oportunidad de diseñar la casa de sus sueños, empezar un proyecto o instalar un negocio. Todo es posible si cuentas con ayuda oportuna y el financiamiento adecuado para llevarlo a cabo.

Un crédito hipotecario puede darte una mano si pretendes edificar en un terreno propio. Esto te permite emplear una parte del dinero para subdividir predios, inscribirlo ante el Registro Público de la Propiedad o ponerlo a tu nombre si hace falta.

Es importante entender que los fondos están sujetos al ahorro que tengas en la Subcuenta de Vivienda y el salario que percibes. El plazo máximo para completar la construcción dependerá de la entidad financiera que te otorgue el crédito hipotecario, y debes revisar la cédula de presentación para la construcción en terreno propio para saber qué debe tener y qué no el lugar de edificación.

Esto tiene que estar acompañado de la solicitud de un estudio de valor y dictamen técnico del terreno para que cumplas con las disposiciones del préstamo. Además, tienes que presentar el presupuesto de obra y el programa de la misma que indica lo que harás, quién te asistirá técnicamente, el calendario de ejecución y los gastos respectivos.

Comprar un inmueble

Ya sabemos que un crédito hipotecario facilita la compra de una vivienda nueva o usada. No obstante, tienes la opción de buscar una propiedad en el mercado inmobiliario y arreglarla al mismo tiempo. Esta alternativa, en el Infonavit te otorga un financiamiento a partir de 30 UMA (77,055 pesos) y hasta un máximo de 699 UMA (1,795,381.50 pesos).

Entre los requisitos exigidos, necesitas entregar el programa de la obra y el presupuesto del proyecto en los formatos que indique el instituto. El inmueble que hayas considerado para este plan debe contar con el avalúo y el dictamen técnico de calidad con al menos 70 puntos de calificación para que pueda ser considerado.

De igual forma, tienes la opción de comprar una vivienda hipotecada por el Infonavit si eres derechohabiente. Para que esto suceda, la hipoteca anterior debe haber sido otorgada como un crédito individual por este organismo. Puedes escoger cualquier modalidad de préstamo y necesitas tramitar la carta de constancia de saldo. 


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: