Busconómico

Mitos y realidades del Buró de Crédito

El Buró de Crédito es un recurso valioso para el manejo de las finanzas personales, por eso hemos decidido aclarar los mitos y realidades sobre este tema, aunque sabemos que es una labor interminable porque muchas personas continúan teniendo ideas erróneas sobre esta institución.

Las historias fantásticas que se tejen alrededor del Buró de Crédito pueden ser un intento de hacerlo menos aburrido. Pero por mucho que nos encanten las leyendas urbanas, hay que atender a los hechos. Por esta razón, queremos dejar atrás los cuentos de miedo para concentrarnos en mostrarte lo que hemos aprendido.

Los mitos y realidades más frecuentes del Buró de Crédito

Buró de CréditoEn principio, debes entender que el Buró de Crédito es una Sociedad de Información Crediticia (SIC). Estas instituciones están reguladas por la ley correspondiente (LSIC) y su labor es recopilar, gestionar y distribuir información de crédito. Estos datos están relacionados con personas físicas, morales, entidades financieras, empresas comerciales y sofomes que participen en dichas operaciones.

En esencia, el Buró de Crédito funciona como una gran base de datos sobre servicios de crédito y otras transacciones similares. Esto genera un historial para cada persona, que empieza con su primer crédito y se va modificando con el tiempo. Cada quien tiene un reporte de operaciones cerradas y vigentes, las cuales pueden ser solicitadas para ser evaluadas o consultadas por medio del portal de esta SIC.

Comprendido esto, revisemos las expresiones más comunes que son consideradas como mitos y sus respectivas aclaraciones:

Dicen que el Buró de Crédito es una institución del gobierno

Esto no es cierto. De hecho, es una empresa privada debidamente autorizada por la SHCP (Secretaría de Hacienda de Crédito Público).

Escuché que ahí te boletinan

Tampoco tiene nada de verdad. Como ya hemos explicado, esta institución no gubernamental actúa como órgano de consulta sobre el comportamiento crediticio de personas y empresas. Ellos no tienen la potestad de fichar a nadie.

Me dijeron que es una lista negra de deudores

Otro argumento falso. Si tu historial de crédito es malo, se debe a que no has cumplido con los compromisos adquiridos. Pero si pagas puntualmente, eso también se verá reflejado en tu reporte.

Entiendo que nunca sales del Buró de Crédito

Puede ser cierto o puede que no. Esta empresa no puede albergar todos los registros para siempre. La mayoría tienen una vigencia de 6 años (72 meses). Si existe un proceso judicial, cometiste fraude o la deuda es mayor a 400 mil UDIs, la información permanece.  

Por culpa del reporte me negaron el crédito

Hay algo de verdad en esto. Si bien el Buró de Crédito no es el encargado de aprobar o negar un préstamo, tu historial puede influir en la decisión. Estos datos le permiten conocer al banco o financiera si eres una persona confiable, estás endeudado o cuentas con liquidez suficiente.

Parece que uno está indefenso contra los errores

Esto es falso. Existe un proceso muy sencillo para reclamar en caso de información incorrecta. El problema surge cuando las personas no saben que existe o simplemente les da pereza hacerlo. Un reclamo bien documentado suele favorecer la corrección puntual.

Me prometieron sacarme del Buró

Esto no es posible y es una trampa habitual. Las empresas, agencias o intermediarios que te dicen esto, posiblemente quieren estafarte. Ya conoces la vigencia de este registro, por lo que debes cuidar de entregar tus datos a quienes intentan engañarte.

Si dejo de pagar, mandarán un reporte negativo

Esto no funciona así. Todos los créditos deben ser avisados al Buró de Crédito y al mes siguiente de contratar uno, ya aparece. Su actualización puede ocurrir por lo menos 1 vez al mes. En caso de un retraso del pago, el otorgante está en la obligación de informar la situación, por lo que no se trata de un castigo.

Cuando pago una deuda, aseguran que me sacarán del registro

Este mito no es real. Ya hemos aclarado que los datos de las personas cumplen unos tiempos de acuerdo a la LSIC. En caso de que exista un adeudo que luego saldas en un momento dado, se actualiza la información, pero no se elimina.

Mis datos en el Buró de Crédito están comprometidos

Esto es falso. La información del reporte solo está disponible para el titular y los solicitantes. Por esto razón se tiene que firmar un permiso para que puedan consultar tu historial cuando haga falta.

Emitieron la carta de finiquito, pero sigo registrado

Este argumento es cierto. Dicho documento representa una constancia de que el crédito está cerrado. Si esto se efectuó mediante una quita o un descuento, quedará reflejado en el registro. Aunque exista una liquidación del préstamo sin descuentos, estará incluido en el reporte.

Liquidé el crédito, pero no quitan mis atrasos

Ciertamente es así. Dentro del funcionamiento de los plazos, el historial de pagos muestra los últimos 2 años (24 meses). Es una manera de informar sobre el estatus actual del crédito y el comportamiento durante ese lapso prudencial.

El Buró de Crédito permite acelerar la concesión de préstamos

Otro punto importante sobre los mitos y realidades del Buró de Crédito, es que estas sociedades cumplen un papel fundamental. Lejos de ser enemigos del consumidor, su labor de recopilación reduce los tiempos de análisis para otorgar tarjetas de crédito, préstamos hipotecarios, automotrices y más. Tanto así, que de semanas se pasó a horas e incluso minutos para esta evaluación.

Si los ciudadanos no se toman el tiempo de estudiar el tema, seguirán existiendo mitos y realidades relacionadas con el Buró de Crédito. Por eso estamos dedicados a desvelar la información relevante sobre estas empresas privadas.

Si estás pensando en comenzar tu historial crediticio, tienes que apoyarte en entidades, comercios e instituciones que reportan a las SIC, ya que obtener este requisito no es fácil mediante la banca tradicional. Un ejemplo de entidades que te ayudan a iniciar tu historial son los préstamos personales sin buró, con los que puedes obtener financiamiento sin tener ningún registro en el Buró de Crédito. Con ellas empezarás a generar historial y podrás pasar a contratar otro tipo de créditos de mayores cantidades y plazos.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: