Busconómico

Ventajas y desventajas de un crédito revolvente

Alguna vez mientras paseabas por un centro comercial o un banco, puede que te hayan ofrecido un crédito revolvente, te dicen que con él todas tus operaciones financieras serán más fáciles, pero tal vez has pasado de largo por no conocerlo bien, no tener tiempo o sentirte más cómodo con las opciones tradicionales. Por eso hoy conocerás las ventajas y desventajas de un crédito revolvente y cómo sacarle el mayor provecho posible.

Las tarjetas de crédito son el ejemplo más conocido

Créditos revolventesPuede que para algunos el crédito revolvente suene como algo nuevo, raro o complicado, pero es uno de los instrumentos financieros más fáciles de usar y es usado alrededor del mundo por la mayoría de las personas día con día. Incluso puede que algunas personas lo hayan adquirido o usado sin darse cuenta, al momento de comprar un boleto de cine o al estar comprando artículos en una tienda y aceptar una de las tarjetas que ofrecen para poder adquirir los productos a plazos.

Las tarjetas de crédito son el ejemplo más común en el que es usado un crédito revolvente, ya que con ellas se dispone de un saldo determinado, el cual puede usarse sin importar el monto y al momento de liquidarse la deuda, el saldo devuelto vuelve a estar a disposición del titular.

Ventajas

Flexibilidad

La ventaja más destacable de un crédito revolvente es su flexibilidad, esto es así debido a que te otorga la posibilidad de realizar los pagos de la manera en la que más te sea conveniente y ocupar todo lo que necesites de tu línea de crédito una y otra vez sin importar el monto, puede ser desde la mitad, un monto elevado o incluso no usarlo en absoluto.

Esto quiere decir que se pone una cantidad máxima a tu disposición, la cual irá disminuyendo cada vez que uses tu crédito revolvente, pero podrás volver a disponer de la misma simplemente con realizar los pagos.

Cero intereses

Si eres de las personas que siempre se esfuerza por pagar a tiempo, no pagarás intereses. Solamente pagarás los intereses del saldo que quedes a deber. Por poner un ejemplo: si tienes un crédito revolvente de $1,000 M.N. y gastas $500 M.N. a lo largo de un mes, pero antes de acabar el mes liquidas $300 M.N. solo se te cobraran intereses por los $200 M.N. que quedaste a deber.


Desventajas

Mayor porcentaje de intereses

Este tipo de crédito te ofrece la posibilidad de pagar solamente los intereses del saldo que quedas a deber cada mes, pero a diferencia de un crédito tradicional en el que te cobran entre un 10 y un 20% del crédito cada año, en uno revolvente pueden llegar a cobrarte más de un 70%, así que debes tener cuidado y ser puntual con los pagos, ya que de no hacerlo pagarás mucho por algo que pudiste haber evitado.

Pagar de acuerdo a tus posibilidades

Esto puede ser una ventaja o una gran desventaja, ya que a diferencia de un crédito tradicional el cual usualmente tiene pagos fijos cada 15 días ó 1 mes, un crédito revolvente no te sujeta a un monto especifico de pago a lo largo del tiempo y te permite pagar de acuerdo a tus posibilidades, lo que significa que la deuda pueda pagarse en un tiempo más largo, pero esto conllevaría más intereses, los cuales de no ser cuidadoso, podrían hacer que acabes pagando mucho más de lo que pagarías con un crédito tradicional.

Un crédito revolvente requiere disciplina

Un crédito revolvente es bueno si eres una persona disciplinada, ya que te permitirá evitar intereses en caso de pagar a tiempo, volver a disponer de crédito solo con pagar y te otorgará la posibilidad de hacer tus pagos de la manera en que más te sea conveniente, pero si esta herramienta no es usada de la manera correcta, te generará más intereses y se volverá una carga, en lugar de ayudarte.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: