Busconómico

Cómo sobrevivir a los gastos navideños sin quedar quebrados

Nuevamente se acercan las vísperas de Navidad y seguro estás pensando en cómo sobrevivir a los gastos que conllevan la cena, decoración, pesebre, estrenos, intercambios, regalos y todo lo que implica esta época de festejos. Según los especialistas, las familias pueden llegar a gastar entre 3,500 y 6,000 pesos durante estas fechas.

Aunque hablar de planificación financiera a estas alturas puede sonar inoportuno, aún hay esperanza para guiarte por el buen camino. Durante diciembre, las 3 categorías en las que más se gasta son: comida, obsequios y el arreglo o renovación del hogar. Antes de que comprometas tus ahorros y te dejes llevar por el espíritu navideño, tenemos algunos consejos para que no quedes quebrado.

Claves para sobrevivir los gastos navideños sin morir en el intento

Gastos NavidadPor muy desorganizado, impulsivo o despilfarrador que seas, diciembre pone a prueba tu voluntad para adquirir nuevos hábitos de consumo. Al contrario de lo que puedas pensar, compartir también puede ser una labor financiera que beneficie a los involucrados. Teniendo esto en mente, los siguientes consejos pueden guiarte:

Toma en serio la planificación financiera

La planificación financiera es un concepto que está al alcance de todos si entendemos cómo funciona y cuáles son sus ventajas. Tanto tú como tu familia, pueden adoptar una serie de pautas que se ajusten a su situación económica actual. La idea principal es crear un sentido de organización e inculcar buenas prácticas para afrontar las épocas de mayor consumo.

Parte esencial de esta nueva actitud es llegar a fin de año sin deudas acumuladas para no tener que sufrir las consecuencias durante enero y febrero. Una vez que pagues tus deudas, puedes elaborar un presupuesto relacionado con los rubros más importantes. Así asignas una cantidad determinada a cada cosa y evitas la tentación de hacer compras impulsivas, que son tu peor enemigo.

Establece objetivos comunes

Una buena planificación requiere de objetivos a corto y mediano plazo. Si el objetivo de la familia es ahorrar y reducir las deudas, hay que tomar cartas en el asunto. El primer paso consiste en analizar con cuidado las finanzas de todos los involucrados. La cifra real es el resultado de restar todos los gastos de los ingresos totales estimados para un mes dado.

Con lo anterior, se busca hacer una lista precisa de las categorías que representan un desembolso extra para los interesados. Además del aspecto financiero, un buen plan se guía por el cumplimiento de metas en un tiempo establecido. Una vez que tengas claro cuánto se tarda en ahorrar cierta cantidad y qué pagar, este conocimiento invita a mejorar los hábitos de consumo.

Plantea una estrategia de ahorro

Una administración inteligente de la economía personal y familiar comienza por reducir los gastos hormiga, recortar las compras innecesarias y priorizar los gastos fijos. Al recibir aguinaldos, bonos y hasta liquidaciones, existe la tentación de consumirlo todo como si no hubiera mañana. La falta de organización y la improvisación solo conducen a estar quebrado o no tener liquidez.

El ahorro en Navidad y otras épocas de gran consumo sirve para diversos propósitos. Con un dinero de reserva, tienes para invertir, como fondo de emergencia y para ocasiones especiales. Además, un mejor manejo de tu historial crediticio puede abrirte las puertas a préstamos personales, tarjetas de crédito y otras herramientas financieras de mucha utilidad cuando necesites capital.

Compra con inteligencia

La compra de regalos y juguetes para los niños, familiares, amigos y compañeros de trabajo deben estar incluidas en el presupuesto. Si determinas una cantidad máxima y tratas de cumplir con esta premisa, tienes más posibilidades de sobrevivir sin quedar arruinado. Trata de hacer una lista de lo que piensas obsequiar y busca las mejores ofertas para cada cosa.

Si no cuentas con mucho tiempo para comparar precios ni optar por productos de calidad, Internet es tu mejor aliado. Aunque los mexicanos y latinos prefieren salir a hacer sus compras de último minuto, esta mala costumbre termina afectando el presupuesto. Mejor busca una página web confiable, reconocida y con envíos rápidos para aprovechar las numerosas ofertas decembrinas.

Elige el momento ideal para gastar

El caos, estrés, ansiedad y acumulación de gente es lo que predomina en las calles cuando se acerca el día de Santa o los Reyes Magos. La compra por anticipado de la comida, bebidas y otros ingredientes es una buena opción para ahorrar y evitarse molestias. Lo mismo sucede con las listas de regalos, que puedes ir adquiriendo conforme van apareciendo mejores rebajas o promociones.

Si existe la posibilidad de que tú y tu familia se organicen para hacer las compras 2 ó 3 semanas antes, tienes esperanza de salir bien librado. Quienes son anfitriones de familias numerosas a menudo se acostumbran a traer cosas nuevas cada día, algo nada aconsejable. Por experiencia, ya sabes que durante la víspera de navidad (última semana), lo más solicitado será lo más caro.

Involucra a los más pequeños

Una práctica poco común entre mexicanos y latinoamericanos es involucrar a los niños en la planificación financiera. En este aspecto todos pueden contribuir, por eso es importante explicarles el valor de las cosas y cómo ciertas acciones merman la economía del hogar. Ahorrar agua, electricidad, aire acondicionado y reducir las compras frívolas son lecciones que los acompañarán en su futuro económico.

Opta por un préstamo en línea

  • Credicompadre
  • Importe del préstamo: entre $ 500 y $ 6,000
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Creditozen
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: 61 días
  • Crédito Victoria
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 1 y 61 días
  • Kreditiweb
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 150,000
  • Plazo: entre 7 días y 84 meses
  • Crezu
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 3 meses y 1 año

Una alternativa final para sobrevivir los gastos de Navidad es solicitar un préstamo en línea en un sitio web de reputación como Busconómico u otras plataformas. Con montos menores a 200 mil pesos que puedes pagar hasta en 36 meses y trámites sencillos, es una opción muy atractiva. El formulario se llena en menos de 10 minutos, obtienes respuesta en 1 ó 2 días y en muchos casos no necesitas aval. Siempre que seas mayor de edad y tengas una cuenta propia, puedes aprovechar este beneficio.

Al igual que los alebrijes, la planificación financiera está para ayudarte en las buenas y en las malas. Con un poco de disciplina, cabeza fría y organización, no volverás a salir quebrado de una Navidad.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: