Busconómico

Créditos personales versus las 3 efes (Family, Friends and Fools)

Todos queremos tener esa idea ganadora que nos haga millonarios una vez que la podamos materializar. Pero, ¿qué pasa con los recursos para ponerla en práctica? Bueno, tendrás que ver cuáles son tus opciones de financiamiento, empezando por las 3 efes (Family, Friends and Fools), los préstamos personales en línea y la banca tradicional.

Por más que el emprendimiento esté de moda, el éxito no llega de forma instantánea si no hay respaldo financiero y un compromiso absoluto. Las estadísticas son claras: 8 de cada 10 negocios propios fracasan antes del primer año. Por esta razón, nos parece interesante abarcar y diferenciar estas formas de obtener dinero.

  • Credicompadre
  • Importe del préstamo: entre $ 500 y $ 6,000
  • Plazo: entre 7 y 30 días
  • Kreditiweb
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 150,000
  • Plazo: entre 7 días y 84 meses
  • Credy
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 1 y 30 días
  • Crezu
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 3 meses y 1 año
  • HolaDinero
  • Importe del préstamo: entre $ 1,000 y $ 10,000
  • Plazo: entre 5 y 30 días

Entendiendo las 3 efes: Family, Friends and Fools

Al momento de querer emprender, habrá personas cercanas a ti que te mostrarán su apoyo y creerán en el proyecto que tienes en mente. De hecho, la familia, los amigos y los “locos o tontos” suelen ser tu primera opción para tratar de conseguir ese capital inicial para poner en marcha el negocio que podría cambiar la vida de todos los involucrados.

No se debe entender a los fools de forma literal, sino más bien como a inversionistas inexpertos que reconocen el potencial de la idea y deciden apostar por tu causa. Mientras que ellos lo hacen pensando en una oportunidad de negocios, los otros ofrecen su apoyo debido al vínculo emocional y al aprecio que comparten contigo.

Préstamos personales versus las 3 efesLas 3 efes son una alternativa que tienen ventajas y desventajas desde el punto de vista práctico. Por un lado, tienes mayor oportunidad de convencer a los family and friends por razones sentimentales. En cambio, los fools no te podrán tantos obstáculos o condiciones debido a que no manejan bien los detalles relacionados con tu emprendimiento.

Por el lado negativo, no vas a conseguir una cantidad de dinero demasiado alta si es lo que necesitas para arrancar. De alguna forma te estás comprometiendo con tus seres queridos sin saber sin saber si el proyecto tendrá éxito. Y, por último, existe la posibilidad que las personas se sientan con el derecho de intervenir en tus decisiones de negocios.

Una forma más clara de entender cómo estos elementos funcionan como mecanismos de financiación, es analizando sus partes por separado. Así tenemos:

Los amigos

Las amistades son relaciones muy estrechas que generan un nivel de confianza bastante alto para entender tus intenciones de emprender. Como alternativa al financiamiento tradicional, los amigos podrían estar más inclinados a participar en tu proyecto, darte apoyo emocional cuando haga falta y ofrecerte un monto sustancial del capital.

Siempre se ha dicho que las cuentas claras conservan amistades y, cuando se trata de dinero, es importante establecer las reglas de juego desde el principio. Por más que no te cobren intereses y tengas mayor flexibilidad para pagarles, el dinero puede ser motivo de conflicto. Si tienes mayor afinidad con tus amigos que con tu familia, hay que saber cómo corresponder a ese apoyo incondicional.

La familia

Por naturaleza, los familiares que te conocen bien confían en tus buenas intenciones y están más que dispuestos a prestarte dinero. Al igual que los amigos, puedes esperar unos plazos de devolución sin intereses y sin mucho apuro. Eso sí, lo menos recomendable sería abusar de dicha confianza y poner en peligro la relación por una actitud irresponsable.

Cuando tratas con familiares que te ofrecen financiamiento, existe el riesgo de que quieran entrometerse en tus asuntos. Esta situación es bastante común, en especial si es una relación muy cercana y se trata de un emprendimiento que podría generar beneficios. Al igual que con los amigos, debes hablar con claridad sobre este asunto y la toma de decisiones del negocio.

Los tontos o locos

Los fools no necesariamente tienen que ser parte de tu familia o tu círculo íntimo. En muchas ocasiones, son personas que han escuchado sobre lo que tienes pensado hacer y se involucran a pesar de no tener toda la información. Por eso se les denomina así, porque están tomando un riesgo no calculado sin tener los detalles o la experticia.

La razón fundamental para que ellos decidan prestarte dinero radica en pensar que tu idea es interesante y podría funcionar. Cuando logras convencer a un "loco o tonto" a través de la propuesta de negocios, esta persona está dando un salto de fe. Más que demostrar confianza en tus habilidades, apuestan para que tengas éxito y puedas devolverles el dinero en incluso obtener beneficios.

Diferencias entre las 3 efes y los préstamos personales

Ya hemos visto algunos detalles importantes que diferencian la opción de Family, Friends and Fools con respecto al financiamiento tradicional. Como parte de esta comparación, es importante recalcar aspectos como:

  • El nivel de compromiso. Tomar un crédito personal de un banco implica una gran responsabilidad por sus consecuencias. No obstante, este aspecto se puede magnificar si se trata de un familiar o amigo. Hay que sopesar esta carga antes de tomar esta decisión.
  • Cero avales o garantías. Con un banco o un prestamista legal, tienes que comprobar tus ingresos o contar con algún tipo de respaldo. Esto no sucede con las 3 efes, ya que el préstamo se basa en la confianza en ti o la fe en el proyecto.
  • No existen intereses. Rara vez, un familiar que te apoye estará pensando en cobrarte intereses. Puede que llegues a un acuerdo sobre algún tipo de compensación, pero lo más común es que solo tengas que devolver lo que te dieron. No hace falta aclarar que, con una entidad financiera, esto no es posible.
  • Plazos relajados. Por lo general, un familiar o amigo que entiende tu situación no estará presionándote para que le devuelvas su parte. Si confían en ti, no estarán preocupados por un retraso ni te aplicarán una multa. Con un banco, sucede todo lo contrario porque existe un contrato de por medio.

Las 3 efes (Family, Friends and Fools) son una opción muy válida de financiamiento si tienes la disposición de asumir esa responsabilidad. En caso de que no sea así, en el comparador de préstamos personales de Busconómico puedes revisar las mejores opciones.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: