Busconómico

Consejos para pedir un crédito hipotecario

Al momento de buscar una hipoteca no podemos simplemente ir a la entidad financiera que esté más cerca de nuestra casa, sino que debemos informarnos en varios bancos distintos antes de tomar una decisión. Aunque a simple vista los créditos hipotecarios puedan parecernos idénticos, siempre va a haber unas diferencias a nuestro favor y otras en contra dependiendo de cuál sea el que elijamos.

Hipoteca Bancomer Fija
Hipoteca Bancomer Fija
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Perfiles
Hipoteca Perfiles
  • Interés: 9.90%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Santander
Hipoteca Santander
  • Interés: 9.79%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca CrediResidencial
Hipoteca CrediResidencial
  • Interés: 10.50%
  • Plazo máximo: 20 años
Hipoteca Fuerte
Hipoteca Fuerte
  • Interés: Desde 9.45%
  • Plazo máximo: 20 años

Comparar entre distintas entidades financieras

Una hipoteca es un compromiso que no podemos tomarnos a la ligera, debido a que no es algo que se pide a dos, tres o cinco años, como un préstamo personal, sino que es algo que se pide a quince, veinte, y en algunos casos hasta a treinta años. Por esta razón, al momento de decidir qué entidad nos va a financiar, debemos hacer la mejor elección conociendo todas las alternativas posibles y no elegir la que nos recomiendan nuestros familiares, amigos o conocidos sin importar que les tengamos mucha confianza, pues lo que a ellos les puede servir a nosotros no.

Créditos hipotecariosUn crédito hipotecario es algo personal y los beneficios de cada entidad no tienen por qué ser mejores o peores que los de otras entidades, sino que simplemente varían dependiendo de nuestras necesidades y lo que para nosotros puede ser algo bueno para otras personas no, por esta razón no debemos elegir basados en lo que nos recomiendan o simplemente lo que nos queda mas cerca.

Una buena forma de poder obtener información de los distintos créditos hipotecarios que ofrecen los bancos es utilizar el comparador de hipotecas de Busconómico. En él podrás encontrar todas las hipotecas existentes con datos actualizados, para que puedas ver toda la información en un único lugar y no tengas que visitar una a una las webs de cada banco o desplazarte hasta sus oficinas.

Cumplir y documentar los requisitos

Para poder obtener una hipoteca tenemos que demostrar que poseemos ingresos fijos y estables, pues lo que busca un banco al momento de financiarnos es verificar que tenemos la capacidad de hacer los pagos y que podremos mantenerlos con el tiempo. Además, nos van a pedir una serie de requisitos, los cuales tendremos que registrar y documentar, de esta manera las entidades podrán comprobar que todo lo que les estamos entregando es real.

Cuanta más información y documentación sobre nuestros ingresos y solvencia podamos aportar, mejor. Nóminas, recibos de pensiones, declaraciones de impuestos y documentos oficiales de identificación son algunos ejemplos de papeleo que tendrás que entregar para que tu solicitud sea aprobada. El banco te informará de lo que necesita para estudiar tu caso.

Tener ahorrado un mínimo del 30% del valor de la vivienda

Al momento de buscar ser financiados, debemos tener al menos un 30% ahorrado de lo que vale la vivienda que tenemos en mente, pues los bancos no suelen prestar más del 80% y, además, habrá algunos gastos de compra y venta que sumarán en torno al 10% del valor de la vivienda.

Es verdad que hay algunos casos en los que los bancos pueden prestar más del 80%, pero son casos especiales que hacen basados en nuestro perfil y la relación que hemos llevado con ellos. Por ejemplo, podríamos obtener esta clase de beneficios si estamos dispuestos a domiciliar la nómina, estamos dispuestos a que pasen los recibos de diversos suministros como luz, agua o incluso hacer un seguro de vida o vivienda, estas son cosas favorables que nos van a ayudar a tener un mejor acuerdo.

Las vinculaciones aumentan los beneficios que obtendremos

En pocas palabras, el hecho de que seamos buenos clientes con un determinado banco que se adecue a lo que más necesitamos facilitará que nos concedan la hipoteca y sobre todo que nos mejoren las condiciones. Por lo que si queremos obtener estos beneficios tendremos que cumplir con una serie de requisitos y vinculaciones.

Si cumplimos con todos los requisitos y además estamos dispuestos a dar toda la documentación de una manera transparente y rápida, seremos bien recibidos por todos los bancos. Esto significa que podremos darnos el lujo de elegir al que más nos convenga, al que nos dé mejores condiciones y esto al final va a ser una satisfacción, pues conseguiremos nuestro objetivo de la manera que más nos beneficie y no de la única manera posible.


Comentarios


Nombre:
Mail:
Comentario: