AmigoCredi

Valoración de los usuarios:
Consigue la mejor oferta de préstamos en línea con la intermediación de AmigoCredi, que buscará entre los principales prestamistas en Internet para que tu solicitud sea aprobada con unas excelentes condiciones. Podrás incluso acceder a préstamos gratis y sin checar el Buró de Crédito.
Gratis:
Primer préstamo gratis
Sin Nómina:
Sin buró:
En efectivo:
No
Plazo mínimo:
7 días
Plazo máximo:
30 días
Préstamo mínimo:
$ 500
Préstamo máximo:
$ 6,000

Información adicional de AmigoCredi

Las entidades como AmigoCredi surgen para facilitar a los usuarios que necesitan obtener dinero rápido la búsqueda de alguna entidad financiera que les ofrezca un préstamo personal en el mínimo tiempo posible y en las mejores condiciones.

En lugar de rellenar los formularios de la página web de cada uno de los prestamistas privados para ver si te aprueban la solicitud, con AmigoCredi solo tienes que hacerlo una vez, ya que ellos se encargan de consultar con cada entidad financiera para ver cuál está dispuesta a concederte un préstamo y elegir la mejor para ti.

Préstamos en línea AmigoCredi

Entre todas estas entidades a las que consulta AmigoCredi, existen varias que ofrecen préstamos gratuitos para nuevos clientes, por lo que es muy probable que puedas disponer de dinero sin pagar intereses, comisiones ni gastos de ningún tipo.

Además, existen diversos prestamistas que no checan el Buró de Crédito o bien no le dan importancia a una baja calificación crediticia. Por lo tanto, podrás obtener dinero con muy pocos requisitos, incluso aunque tengas alguna deuda pendiente.

Cómo aplicar con AmigoCredi

Los pasos a seguir para solicitar un préstamo en línea con AmigoCredi son muy sencillos, y muy similares a la forma de aplicar con cualquier otra entidad prestamista online. Lo bueno es que solo tendrás que hacerlo una vez, en lugar de repetir la operación en cada una de las financieras.

Lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  • Entrar en la página web de AmigoCredi
  • Indicar la cantidad de dinero que quieres obtener (entre $500 y $6,000 pesos) y el plazo que necesitas para poder devolverlo (desde 7 hasta 30 días)
  • A continuación accederás a varias pantallas en las que se te solicitará tu información personal: nombre, edad, CURP, lugar de nacimiento, situación laboral, etc.
  • La entidad enviará tu solicitud a varios prestamistas online y te ofrecerá la mejor opción entre las que hayan aceptado concederte un préstamo.
  • Si aceptas la oferta del prestamista, serás transferido a su página web para validar tus datos y completar el proceso.
  • Una vez terminada la tramitación con la entidad financiera, el dinero será transferido de inmediato a tu cuenta bancaria.

¡Solicita tu préstamo!

De esta forma, te ahorrarás tener que aplicar con varias compañías de préstamos en línea hasta que una te apruebe la solicitud, ya que directamente accederás a una que si que la acepte.

Préstamos en línea gratis y sin checar el Buró de Crédito

Como hemos comentado anteriormente, entre los prestamistas con los que trabaja AmigoCredi, existen varios que conceden préstamos gratis. Se trata de promociones para atraer nuevos clientes, y solo servirán la primera vez que pidas un préstamo a la entidad que aplica la promoción.

Es una excelente forma de obtener dinero gratis, sin tener que pagar los elevados intereses y comisiones que habitualmente piden este tipo de entidades financieras. Desde Busconómico recomendamos aprovechar este tipo de ofertas mientras podamos, ya que son muy atractivas y vale la pena utilizarlas cuando necesitemos dinero urgente.

Además, AmigoCredi también colabora con prestamistas que no checan el Buró de Crédito o bien que permiten que el cliente no tenga un historial perfecto, concediendo préstamos incluso a personas que tengan deudas pendientes de pago.

Los requisitos para acceder a este tipo de préstamos personales en línea son muy reducidos, solo será necesario ser mayor de edad, residir legalmente en México y disponer de una cuenta bancaria, un correo electrónico y un teléfono celular.

Las entidades prestamistas no suelen preguntar para qué necesitas el dinero, por lo que podrás hacer con él lo que quieras, sin dar explicaciones y con total confidencialidad. Eso si, asegúrate de que podrás devolver el importe a tiempo, porque en caso contrario te podrían cargar gastos de demora y multiplicarse la deuda.